ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Planes - Privado
Lun Feb 08, 2016 11:59 pm por Garveila

» Lo Normal (+18)
Lun Ene 04, 2016 5:54 am por Castiel Valdemar

» Stop and Stare | Priv. Reyryu |
Sáb Ene 02, 2016 4:21 pm por Reyryu

» Al término del trabajo.- Privado.-
Mar Dic 22, 2015 7:05 pm por Blitz Harmand Fury

» START - Priv
Mar Dic 22, 2015 6:41 pm por Erik Warfield

» Visitando familiares -Libre-
Jue Ago 27, 2015 10:28 pm por Anya Ilus

» Cherise ID
Vie Ago 21, 2015 3:58 am por Blitz Harmand Fury

» Caminando entre los frondosos árboles.-Libre.-
Jue Ago 20, 2015 11:51 pm por Airi the saphire

» Setsuki ID
Miér Ago 19, 2015 2:43 am por Blitz Harmand Fury

» Angelise ID | Editando |
Miér Ago 19, 2015 12:36 am por Angelise


Comparte | 
 

 Stop and Stare | Priv. Reyryu |

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Miér Ago 19, 2015 12:06 am

Verlo. Necesitaba verlo. Todo su ser deseaba ver al chico que le había robado el corazón, el único que la había conocido en cuerpo y alma, pero por desgracia los años estaban causando problemas en los horarios, problemas para que siguieran el curso de su vida. Aunque visto desde otro ángulo, quizás aquello los estaba formalizando y preparando para el futuro, además de que Reyryu estaba fuera de las garras de la peliverde. No era sana la vida sexual que había tenido, era demasiado y el cuerpo del menor lo había notado, algo que a la mayor le había afectado bastante, se había sentido demasiado culpable, después de todo era quien lo provocaba para que dejase el trabajo y la viera a ella solamente.

No podía negar que amaba ver a Reyryu en modo “dominante”, pero también amaba verlo tan dedicado a su trabajo, verle concentrado y metido en su mundo. Cuando el albino ponía aquel rostro provocaba que a la actriz se le pusiera la piel de gallina. Se mordió el labio inferior, de solo pensar en su pareja en aquel estado le había hecho desear verlo aún más, pero aún tenía trabajo que realizar. Suspiró, terminaría rápido con aquello y volaría hasta la casa de ambos, le daría igual si estaba trabajando, le daría igual si había gente, no le importaba nada, solo quería besarlo y estar entre sus brazos.

Caminó con rapidez, la habían recogido en coche por lo que no tenía vehículo propio para volver pitando, pero existían los taxis y si se pagaba un poco más quizás iría más rápido. Sólo debía tomar uno... Sólo uno. Le tomó cinco minutos encontrar uno libre, aunque ciertamente no habían pasado muchos, pero por fin podía ir rumbo a su pequeño castillo. Pagó de antemano, quería dejarle claro que tendrían que llegar como mucho 10 minutos más tarde o sino buscaría otro taxi. Claramente las cosas iba a sonreír al favor de la joven. No tardó demasiado en convencer al taxista y en ponerse en marcha, ni tampoco estaban tan lejos de la dirección, aunque a una velocidad normal si se tardarían de quince a veinte minutos dependiendo del tráfico.

Por fin. En cuanto el coche se paró salió disparada, las ganas de tirarse a sus brazos le podían. Agradeció con la cabeza al taxista, para después correr hacia la puerta y abrirla soltando un... - ¡Rey! Estoy en casa. ~ ¿Dónde estaría? Empezó por la parte más cercana, el salón y la cocina. Si no había respuesta por parte ajena intentaría ir modo espía, por lo que de todos modos los zapatos acabaron fuera y puestos por algún lugar. Ahora la misión sería intentar sorprender al contrario, aunque seguramente con su torpeza acabaría enredada con algún cable o tropezando y cayendo por otro lado.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Miér Ago 19, 2015 12:35 am

A veces pensaba y no podía entender como las cosas habían cambiado tanto en tres años. Tenía una buena vida, solo un tonto se quejaría. Trabajaba en lo que amaba, tenía tiempo de sobra a veces para su otros intereses, tenía un buenísimo salario y una novia que era tan sexy que grupos en redes sociales le dedicaban fan arts por sus actuaciones, fotos en enormes galerías y para que hacer la vista gorda? también alteraban fotos para material pornográfico, cosa que al peliplata le incomodaba pero no podía hacer nada para cambiarlo. Entonces... ¿qué pasaba? simplemente no sabía que estaba cansado. En toda su vida, nunca se había tomado vacaciones, nunca había estado ni dos días sin trabajar en algo y tras su trabajólico ritmo de máquina computacional y su increíblemente activa vida sexual, su cuerpo estaba pasándole la cuenta a ratos y esto lo malhumoraba demasiado.

Se hallaba en su habitación, la única luz encendida era la de la pantalla de su ordenador de escritorio, las otras tres estaban apagadas. Estaba sentado frente al pc, vistiendo solo unos boxers azules y una bata del mismo color algo desordenada sobre su cuerpo pero abrigada. Había estado así todo el día, no se había levantado siquiera. En el basurero habían cajitas de comida china vacías y una botella de soda, en su escritorio algunos lápices, el teléfono y una taza de café negro con crema a medio beber. -Hum...- Estaba echado en la silla giratoria, con los brazos colgando a los costados y las piernas derretidas hasta el suelo. Su cabeza llevaba unos enormes audífonos así que ni por si acaso escuchó la puerta y la voz de su amada inquilina, a quien apenas si veía cuando venía o él iba para allá lo cual era poco común) ya que ambos últimamente tenían al parecer, mucho trabajo.

-Raw...- Rabeó como un pequeño animalito molesto, se rascó las muñecas (gesto que hacía cuando estaba estresado) y apretó las muelas mirando la pantalla en la que se veían algunos gráficos de mejoras para androides de la agencia. Estaba desarrollando un programa para optimizar recursos energéticos en cyborgs y maquinarias pero llevaba tres días sin avances y eso le ponía de los nervios. En sus audifonos se oía una música algo dark, gusto que había estado tomando últimamente en vez de la electrónica. No sintió los llamados ni los pasos en el departamento y apenas si podía percibir que la ventana estaba abierta y que su cortina se balanceaba de un lado a otro. 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Miér Ago 19, 2015 2:07 am

Sin respuesta. No había sonido alguno tampoco. Arrugó el entrecejo, ¿y si quizás el menor no estaba en casa? Quizás había salido... Bueno si aquel era el caso la peliverde lo esperaría con una sorpresa o con un plan, todo estaba pasando demasiado rápido por su cabeza, necesitaba tranquilizarse, las prisas realmente no eran buenas compañeras. Primero, mirar por toda la casa y ver si estaba el contrario o no. Segundo, dependiendo de la opción que fuera tendría dos caminos, tomar por sorpresa al joven o trazar su “malévolo” plan. Realmente no era tan malo lo que tenía en mente, pero quizás sí tendría un poco de trampa.

Fue con cuidado y en sigilo hacia la habitación, mirando desde un lado del marco. Allí estaba, su presa, su compañero y su amado. Se agachó para poder ir gateando, como si fuera un gato, mirando muy bien por donde iba, no quería quedarse enredada de forma tonta de nuevo, menos cuando quería sorprender al albino. Se posicionó justo detrás de la silla giratoria, intentando no verse reflejada en la pantalla. Para suerte de la peliverde el contrario tenía puesto los cascos. Se quedó sentada en el suelo respirando hondo y desabrochando algunos de los botones de la camisa que llevaba, además de acomodarse el resto de cosas antes de saltar y taparle los ojos.

Uno, dos, tres... Contó mentalmente antes de que sus manos pudieran prohibir de visión a los ojos de Reyryu. Acercó los labios a la oreja ajena. - Dame todo lo que tengas o te mataré. ~ Porque decir “¿Quién soy?” estaba muy visto, prefería ser original o al menos cambiar un poco las frases que se usaban demasiado. Esperaría por la reacción ajena aunque si tardaba demasiado en responder acabaría girando la silla para dejarlo de frente y poder sentarse sobre sus piernas con la camisa por fuera y con la mayoría de los botones desabrochados, tanto por arriba como por debajo. Aunque realmente daba igual, acabaría allí sentada de una manera u otra.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Miér Ago 19, 2015 2:31 am

Su cabeza daba mil vueltas por ideas incompletas, sus dedos se movían cada cierto tiempo como si fuese a hacer algo pero no lo hacía. y de su boca entreabierta solo salían suspiros desagradables de queja y molestia consigo mismo, estaba mañoso, odioso y torpe. Miró hacia afuera solo moviendo la vista en busca de una inspiración, pero nada.

De pronto, sus ojos fueron tapados y solo reaccionó a dar un saltito sobre su puesto soltando una grosería. Sus audífonos saltaron hacia adelante y cayeron sobre el teclado sin alterar nada afortunadamente y él se quedó algo nervioso y en silencio, oyendo luego las palabras a su oído, las cuales "extrañamente" le hicieron relajarse. -Camile...- Murmuró casi molesto. No era el mejor momento para hacerle bromas, pero en el fondo, agradecía trataran de animarle y sorprenderle, ya que serían emociones distintas a las que llevaba teniendo todo el día.

Tomó suavemente las manos de su chica y se las quitó de los ojos, luego las soltó y se giró hacia ella apuntándose al parche. -Si quieres quiarme la vista, recuerda que solo debes atinarle a un ojo, no a los dos.- dijo de forma seca y tranquila. Su estado de tuerto no era en lo absoluto algo que le afectase, no había necesidad de preocuparse por hacerle sentir mal por eso porque no pasaba nada. -Y si quieres matarme, te lo agradecería de verdad en este momento.- Suspiró encogiendo sus hombros y se derritió sobre la silla una vez más. -Estoy con la mierda hasta el cuello...- Bajó la mirada hacia una esquina y hizo un inconsciente puchero.

Lentamente volvió la vista a la chica y ascendió con esta para ver como iba vestida delante suyo. Lo que hizo que una ceja se levantara sus pulmones se llenaran de aire. -Supongo que no has venido vestida así desde el trabajo...- Bajó la vista a sus piernas y se hizo hacia adelante para apoyar su rostro en el estomago de ella y pasar las manos hacia abajo para acariciar sus piernas ascendiendo hasta agarrar su trasero y apretarlo con cariño. -Te he extrañado...-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Miér Ago 19, 2015 3:47 am

Le dolió un poco escuchar el tono molesto, pero entendía que ambos tenían mucha carga sobre sus hombros, por lo que no lo tuvo en cuenta. Había que entenderse, comprenderse y quererse; no iba a fallar en ninguna, aunque no estuvieran casados para ella lo parecía e iba a cumplir todos los términos que venían al firmar el acta de matrimonio. Mantuvo una sonrisa divertida y traviesa en los labios, iba a conseguir relajar al contrario de alguna manera, buscaría cómo sacarle aquel peso de encima. Como si tenía que raptarlo y llevárselo a otro país, no le importaba, podía hacer cualquier cosa por él... incluso daría su propia vida para salvar la ajena.

Observó el parche con los ojos entrecerrados y suavizando la sonrisa llevando una mano a acariciar aquella zona, le daba igual que le quedase un ojo, estaba feliz con él, no es como si estuviera defectuoso, además, quizás había inventado cualquier cosa para ver por aquel ojo, nunca podía estar segura si se trataba del albino. - Eh, antes de que mueras tú me iré yo, así que no te rindas por esto, eres el mayor genio, solo necesitas un poco de relax. Asegura mientras observa aquel puchero, algo que le pareció adorable, pero no dijo nada, solo esperaría a la reacción con el vestuario que llevaba.

Se encogió de hombros. - Quién sabe, quizás sí, quizás no. ~ Su sonrisa volvió a la inicial, tornando está mucho más traviesa y coqueta, mientras le dejaba hacer. Pasó los brazos alrededor del contrario acariciándole la espalda y los cabellos bajando el rostro para besarle la cabeza. - Yo también te eché de menos, no sabes cuanto, necesitaba estar contigo, me daba igual el modo o lo que hiciéramos, solo quería estar junto a ti... Murmura con suavidad entrecerrando los ojos para entonces obligarle a separar el rostro de su cuerpo y que la mirase. - ¿No hay beso para mi? Trabajé muy duro hoy, y veo que tu también. Dice mirando de reojo la pantalla del ordenador, aunque no entendía sobre aquellas cosas. Esperó por el beso de su amado, cerrando los ojos y con los labios preparados para recibirle.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Miér Ago 19, 2015 5:21 am

Por bobas que pudieran ser, las bromas y chistes de la peliverde siempre acababan sacándole una sonrisa tarde o temprano. Y sobre todo, algo de tacto de aquella sensual mujer que tenía por novia, siempre le relajaba. Adoraba cada centímetro de su cuerpo, no importaba si era el brazo, el rostro, la espalda, el abdomen o sus partes más sensuales como pechos, glúteos y piernas, siempre era exquisito tocarla. Se agasajó sobajeándole las nalgas hasta que ella le hizo mirarle a los ojos, teniendo ya las mejillas algo coloradas y una sonrisita bien dibujada en los labios.


-Claro que si. Siempre tengo algún beso por ahí para tí.- se hizo hacia atrás y sin soltarle del trasero, la empujó hacia él para que se le sentara encima. Cuando ya la tuviera sobre su cadera, sus manos subirían y desabrocharían los botones que quedaran de la camisa pero no se la quitaría. abrazó por la cintura desnuda a su pareja y cerrando su ojo, abrió la boca y jadeó metiendo su lengua en el interior de la ajena. Al mismo tiempo sin ocultar una sola gota de pasión, sus manos recorrieron cintura y espalda de la peliverde presionando con los dedos casi como para dejarle temporales huellas de sus caricias en la piel.

Mientras que se movía su lengua, también lo hacía su boca, de lado a lado y de adelante hacia atrás, serpenteando en un apasionado y sensual juego de besos que acabaría tiñéndole más las mejillas y acalorando su cuerpo, acelerando su ritmo cardíaco y por ende, enviando así más sangre a todo su cuerpo. Ambas manos volvieron a buscar aquel sitio que tanto gustaba y le propinó un aprovechador y pervertido masaje a sus glúteos, apretándolos, separándoos y jugando con estos como si amasara pan antes de llevarlo al horno.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Jue Ago 20, 2015 3:20 am

Le alegró escuchar aquello, quería volver a probar el sabor de los labios ajenos, sentir la calidez que estos desprendían, incluso morderlos y lamerlos. Siguió las indicaciones que le mostró con las acciones para acabar sentada encima de él sonriendo bastante complacida. Igualmente le dejó hacer lo que quisiera con la camisa, la verdad es que estando ya en la casa estaba solo de adorno y dificultando la vista de su cuerpo, o parte de este. Correspondió el beso abriendo los labios y jugando con la lengua ajena mientras sus manos rodeaban el cuello del albino y acariciaba el cabello de este antes de comenzar a bajarlas por el cuello hacia los hombros y hacia el torso.

Estaba recordando cada una de las noches, de los días y de las tardes en los cuales habían estado haciéndolo, las posturas, los juguetes, cualquier cosa que quisiera la hacían, además estaba perfectamente bien hacerlo sin ninguna protección, no había riesgos de quedar embarazada, por lo que todo iba de perlas. Y por el tema del pasado de la joven, ya fueron hechas las pruebas y estaba completamente sana en cualquier otra enfermedad que no fuera el virus que había obtenido.

Sintió aquellas caricias, las cuales parecían abrasar su piel, quemarla cada centímetro que avanzaba una de las dos. Gimió en el beso cuando las manos volvieron a descender mientras que intentó alejarse levemente del rostro de su amado, aunque ella misma se negaba a hacerlo, por lo que le proporcionó una mordida en el labio inferior antes de poder verle directamente. - Rey... ¿sabes lo que se me está pasando por la mente? Tenía muchas ideas pervertidas metidas dentro, pero primero quería quitarle aquella tensión al cuerpo de su hombre, quería tenerlo relajado para que se concentrara solo en ella y la presión no pudiera con él. - Creo que había un poco del chocolate que usamos para un corto de un Spa... es chocolate para dar masajes, ¿quieres probar eso primero? ~ Pregunta sobre sus labios mientras pasa nuevamente las manos por el cuerpo del menor. - Podría darte un masaje por la espalda, los hombros, el pecho, los brazos, el vientre, las piernas, incluso podríamos usarlo para darte un buen masaje aquí... Cada lugar que iba mencionando una de sus manos pasaba acariciando muy suave y leve, mientras que su sonrisa terminó mostrándose mucho más traviesa al terminar llevando una de las manos a la entrepierna ajena, acariciando está por encima, esperando por la reacción ajena ante aquella idea.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Vie Ago 21, 2015 3:56 am

El que le tocara le provocó pequeños escalofríos en todo el cuerpo. Eso nunca iba a dejar de pasar, fuese la situación que fuese, su piel siempre reaccionaría de forma especial ante las caricias de aquella chica que se había apoderado posesivamente de su corazón.

Cuando le preguntó sobre lo que a ella se le pasaba por la mente, era más que obvia que sería algo relacionado con sexo. Siempre, siempre era sexo asi que la miró acusándola de predecible, aunque de manera divertida.
Luego, fue escuchando la idea que en un inicio, no le pareció nada predecible, nada sexual y lo pensó como algo que le caería sumamente bien aunque... -Chocolate?- Arqueó una ceja y ladeó el rostro.

-Pero eso me dejará pegajoso todo el... ¡Ah!...- Dio un pequeño saltito al sentir la mano en su entrepierna y no poder seguir hablando. Y luego la miró con un tierno enfado. -Sabía que tarde o temprano llegarías a eso.- Suspiró y se echó hacia atrás.

-Pero la idea me parece buena, quizás... me haría bien que me... trituraran los hombros, estoy durmiendo pésimo además. Así que bien, veamos eso del masaje, dulcecito.- Sonrió cerrando su ojos y esperó a que su pareja se levantara para dejarle levantarse y quitarse la bata para así, poder echarse en la cama boca abajo, o boca arriba su ella así lo prefería. -Aunque eso del chocolate me da algo de...cosa...- Una vez libre, se recostaría en la cama solo en boxers y se dejaría a la merced de su peliverde.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Lun Ago 31, 2015 1:33 am

Sentir el calor ajeno la hacía sentirse bien, sentirse segura, con confianza y sin miedos. Ningún rastro de temor quedaba ya... quizás aún tenía un pequeño temor hacia los hombres, pero solamente hacia los borrachos, aquellos hombres serían los únicos a los que seguramente nunca podría ver de una mejor manera a esos hombres, ni a ninguno que se emborrachara, al menos durante el tiempo que estuviera ebrio. Quizás parecía que todo estaba curado, pero al espinita aún seguía en su mente y en su corazón; aunque claramente con ayuda de su pareja su miedo fue bajando considerablemente, además que por otra parte se encontraba su trabajo, el cual también la había ayudado a sobrellevar las cosas.

Asintió ante la pregunta del albino, chocolate, aunque claramente la peliverde acabaría cogiendo más cosas, después de todo le encantaba jugar de aquella manera con el contrario. Quizás antes no lo hubiera imaginado, pero tras todo aquel tiempo juntos había tomado una gran confianza con este y si por ella fuera se lo podría comer totalmente, o al menos encerrarlo para ella sola y que nadie pudiera acercarse. Su sonrisa se mantenía en el rostro, estaba claro que al final iba a llegar a lo que habían estado acostumbrados, después de todo había pasado bastante ya desde que no lo hacían y la joven lo empezaba a necesitar o se volvería loca.

Se quitó de encima de su pareja no sin antes regalarle una mordida en los labios. Esperó a que se tumbara y asintiendo fue a paso ligero a la cocina, tomando todo aquello que fuera mínimamente líquido: chocolate, nata, sirope, etc. ¿Quién sabía? Quizás los usaban todos o quizás usaban solo uno, pero era mejor llevar todo lo posible antes de tener que ir de nuevo a por otra cosa. Volvió a la habitación, dejando las cosas en el suelo y tomando solo la del chocolate, quedando los otros botes justo al lado de la cama.

Se subió sobre su pareja para poder acariciar la espalda de este sin problemas, primero jugaría un poco antes de iniciar el masaje. Con una mano fue acariciando la espina dorsal ajena mientras que con los labios fue dando besos en los omóplatos y nuca. - Bien, voy a empezar, si te duele dilo. ~ Susurró en su oído antes de darle un suave mordisco, sentándose sobre el contrario con cuidado y dejando realmente el peso sobre sus propias rodillas; mientras que por otro lado comenzaba a echar el chocolate líquido sobre la espalda de su novio, moviendo después las manos sobre la piel manchada. Se esforzaría por hacer bien aquel masaje, quería ayudar a que el contrario se relajara y si para aquello debía dejar a un lado lo sexual por un momento, lo haría. Después tendrían tiempo, lo quería después de todo al cien por cien.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Jue Sep 03, 2015 5:25 pm

Mientras la esperaba, se levantó y se estiró para saber cuan dañado estaba su musculatura, respuesta que fue muy clara cuando tronó uno de sus hombros haciéndole quejarse como una niña en voz baja. Se recostó cuando escuchó los pasos de Camile y miró de reojo todo lo que traía haciéndole esto abrir la boca sorprendido. -¿Vas a hacerme un masaje o a convertirme en pastel?- bromeó y esperándose cualquier cosa, solo se dejó querer. Podía parecerle muy extraño pero después de todo, los actores y actrices siempre tenían métodos alternativos, extraños y efectivos para casi todo. A veces sentía que salía con una marciana.

Miraba por encima de su hombro pero cuando ella se colocó sobre su cuerpo, no pudo evitar sacar fotografías mentales; algo muy habitual en el. Pues siempre encontraba perfiles cada vez más sexys de su novia, si por el fuera, tendría pilas de albumes de fotografías de ella cada día. La acción más común se podía volver algo sumamente erótico si era realizada por su peliverde, desde sentarse frente al teclado hasta bostezar por la mañana.

Dejó de mirarla y cerró su ojo cuando la vio tomar el chocolate, el cual le hizo erizar la piel cuando fue derramado sobre su pálida y tierna espalda. -Nh...- Un pequeño gemido se le escapó y sus hombros se recogieron por un segundo. -Se buena Cami~- Sonrió a ojos cerrados y volvió a relajarse, suspiró casi como si fuera a quedarse dormido y aguardó a por las venideras caricias de parte de su chica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Mar Nov 03, 2015 6:26 pm

Escuchó aquella pregunta de su amado y sonrió de manera traviesa. No le parecía mala idea convertirle en un pastel, después de todo estaría encantada de devorarlo más tarde. Aquella idea estaba tentando demasiado a la peliverde, además de que seguramente si ella se volvía también un pastel la lengua de su pareja pasaría por todo su cuerpo. Se mordió el labio inferior, tenían tiempo, y sino... ella misma se encargaría de que lo tuvieran. No iba a desaprovechar la oportunidad que tenía de estar con el albino, debería estar loca para permitir eso. - Sólo compórtate, ¿sí? ~ Susurró desde su posición.

Tenía total libertad para actuar con el cuerpo de su amado, así que cuando este dejó de mirarla... La ropa de la pelirroja menos las braguitas desapareció. Le daría un masaje, pero estaba claro cómo acabaría aquello. Sus manos pasaban por la espalda del menor, notaba que realmente tenía algunas zonas engarrotadas, e intentó primero aliviar aquello, después se encargaría de comenzar a provocar a su pequeña bestia. Le encantaba que el contrario se pusiera nervioso y no supiera cómo actuar, pero le gustaba aún más cuando de esa personalidad tan sumisa salía el Reyryu que estaba escondido y sólo salía en aquel tipo de situaciones. Un Rey que conseguía dominarla al cien por cien.

Una vez que creyó que todo estaba listo para empezar lamió un poco sus manos y después tomó sus pechos para tumbarse casi totalmente sobre la espalda ajena y empezar a mover los pechos sobre la zona, mientras que se acercaba con cada vaivén a la oreja ajena para morderla. - Rey... ~ Llamó al contrario antes de pararse y bajar hacia la nuca para jugar allí, mientras que por otro lado su mano derecha se metió por debajo del cuerpo ajeno en busca de llevarla a la entrepierna de este y manchar todo a su paso. - Tengo ganas de ti, mi Rey... Susurró nuevamente. Claramente buscaba provocarle, sobre todo al pegar su cuerpo y su mano comenzando a acariciar la entrepierna de su pareja.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Mar Dic 22, 2015 3:46 pm

Los masajes aunque dolían un poco en las zonas más tensas de su cuerpo, acababan relajándole a fin de cuentas, lo cual lo demostraba con suaves quejidos de dolor y placer y en cuanto al chocolate que si bien era algo extraño en un principio, se volvió rápidamente algo agradable tanto por el olor como por la suavidad que brindaba a las caricias. Casi sentía que podría dormirse de no ser porque pronto y como lo esperaba; Camile empezaría a subir de tono las cosas.

-Humg...- El tacto en su oreja era meramente cosquilloso pero cuando jugaban con su nuca, la espina dorsal siempre tendía a encorvársele de placer y estremecía todo su cuerpo. Si ya sentir los suaves y exquisitos pechos desnudos sobre su espalda no era suficiente, sentir que era devorado por una cazadora sumamente sensual y hambrienta sobre su ser le volvía loco. -Ca, Cami...- Apenas si pudo aguantar un grito cuando un cosquilleo le estremeció todo el cuerpo por sentir una mano acariciando su entrepierna que no tardó en ganar temperatura y grosor así como firmeza entre los dedos. -Ha...!-



El joven cerró sus ojos y mordió su labio inferior, arqueando su cuerpo en un retorcido gesto de placer. su cuerpo empezó a acalorarse y sus ganas terminaron por endurecer el miembro que contra las sabanas era hábilmente manipulado. Estando como presa bajo ella, solo pudo estirar sus brazos hacia atrás y acariciar los muslos de su pareja, ascendiendo por estos hasta llegar a su parte favorita de la chica, su pálido, sonrojado, firme y redondeado y perfecto trasero. Se aferró a este y lo apretó como si su vida dependiese de ello, marcando sus dedos en rosa sobre la blanca piel ajena y si lo soltó, fue solo para darle una palmada en cada nalga, volver a apretarlo y masajearlo como si lo fuese a moldear de nuevo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Mar Dic 29, 2015 3:38 pm

Estaba consiguiendo lo que quería, estaba logrando calentar a su pareja, y eso provocaba que la peliverde sintiera una grata sensación de victoria, una victoria enorme, después de estar tanto tiempo sin poder hacerlo con su pareja. ¿Quién diría que la Camile temerosa pasó a ser tal fiera en busca de... eso? Además, ¿quién podría resistirse a tal tentación de tener a su pareja totalmente a su merced? Sólo una loca dejaría pasar tal oportunidad, era el momento perfecto para poder sentir de nuevo a Reyryu, incluso no le importaba ser ella la que dominase la situación, después de todo el albino seguía siendo su pequeño. Aunque siempre le encantaría ese lado suyo tan dominante y que le hacía temblar todo el cuerpo. - ¿Hmm..? Fue lo único que salió en un principio de los labios de la joven, quería provocar aún más al contrario, quería sentir aquel grosor tan característico en su mano y escuchar aquella voz que la volvía loca, tanto en un modo sumiso, como en el otro.

- ¿Me llamabas, mi Rey? ~ Fue directamente a la oreja, no tendría compasión, menos cuando su pareja ya comenzaba a utilizar al menos las manos para contraatacar. Lo iba a provocar, lo quería hacer desesperar, y lo lograría, tenía claro que llegaría hasta el punto deseado. Le mordió la nuca mientras su mano seguía en la entrepierna del menor, masturbando algo más rápido, dentro de poco acabaría dándole la vuelta y lo masturbaría de otra manera. Gimió en el oído del peliblanco, solo para buscar que este se estremeciera o se pusiera más caliente, ambas le servían. - Rey... Hagámoslo hoy... ¿sí? Por favor... Necesito notarte dentro... necesito poder disfrutar de ti... quiero que me hagas gemir, que los vecinos se quejen... por favor... ¿Lograría provocarle de aquella manera? No estaba segura pero al menos lo había intentado, y algo era algo.

Comenzó a mover la cadera, como si se estuviera frotando contra el miembro de su pareja, mientras que sus pechos seguían llenos de aquel líquido que había esparcido por toda la espalda ajena. - Rey... ¿quieres un pequeño postre..? ¿O prefieres degustar el chocolate mientras lo hacemos..? Hmm... Suenan tan bien las ideas... Dime... ¿qué prefieres..? ~ Incluso ella se estaba calentando, quizás demasiado pronto, pero la necesidad y la abstinencia al sexo la estaban matando lentamente, sobre todo cuando antes era... algo diario, algo como el agua, casi vital para ellos. Aunque no se quejaba de la vida que llevaban... tenían todo lo que necesitaban, aunque... realmente para la peliverde era mucho más importante el tiempo que podía pasar con su pareja, quería poder tenerle más seguido, no solo para sexo, sino para todo lo demás. Quería poder disfrutar con él de todo lo que les ofrecía la vida.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Mar Dic 29, 2015 6:22 pm

Había empezado a debilitarse ya completamente. Apenas si recordaba que debía trabajar, que estaba pronto a finalizar algunos de los proyectos a presentar y desarrollar, razón por la cual toda esta hambruna sexual desde hacía unos días. Su respiración era tan caliente que hasta le sudaba un poco la cara al jadear contra la almohada, sus mejillas estaban brillantes y rojas y su espalda húmeda tanto por el chocolate como un leve sudor que empezaba a florar de sus poros. 

En el momento que le preguntó si le llamaba, solo apretó los dientes y gimió protestando, todo lo contrario a lo que su cuerpo demostraba. Su miembro si bien no estaba lo suficientemente excitado, llegó a su límite cuando las insinuantes y claras palabras salieron de la boca de la chica. Si algo le calentaba muchísimo era cuando Camile le decía cosas referentes a necesitarle en su interior, que fuera más rudo, que le utilizara como deseara y toda clase de cosas pervertidas. 
Los dedos de la peliverde se mancharían pronto con la sustancia pre-seminal que empezaría a gotear de la punta del excitado falo que ya palpitaba con fuerza y emanaba un gran calor. -Yo... yo también quiero, pe, pero...- Iba a decir que debía trabajar, que esperara solo un dia o dos, pero estaba tan caliente ya...

La guinda de la torta fueron los últimos comentarios y por alguna razón, se excitó muchísimo al sentirla empujarle con la cadera y notar que ya no podía aguantar. -¡C-Cami...!- Fue su última protesta antes de agarrar las sábanas con ambas manos, jalarlas con fuerza que utilizó también para apretar sus dientes y dejarse llevar. No recordaba cuantos días llevaban sin follar pero eran los suficientes para sus genitales se resintieran. Sintió un escalofrío recorrerle todo el cuerpo y un exquisito ardor en la punta del miembro, continuado por un fugaz relajo en cada músculo de su cuerpo. Ni siquiera pudo emitir sonido al ahogar cualquier salida de aire con la almohada en su cara y se corrió de forma casi explosiva en las manos de Camile, derramando su semen entre los dedos de esta con al menos cuatro disparos bastante enérgicos y luego dos que solo eran reflejo del músculo y buscaban vaciar los estimulados genitales del joven. Su cadera se había levantado cuando tuvo el orgasmo y sus piernas se habían tensado con fuerza. Apenas si pudo levantarse en cuatro extremidades con sus temblorosos brazos mirando jadeante y avergonzado, así como satisfecho y vengativo a su mujer por encima de su hombro. -Ca-mi-le....- La mencionó como quien va a darle el sermón de la vida a alguien que acaba de cagarlas en grande, pero la nombrada ninfomana era de aquellas que disfrutaban los castigos.

Se giró rápidamente sin perder el vigor en su excitado miembro, haciendo que la chica quitase sus pegajosas manos de este. -Mira lo que hiciste- Le recrimino como sermoneando a una mascota. Pasó una de sus manos por su miembro mientras la empujó con la otra tendiéndola boca arriba en la cama. -Mira.- Insistió y se le encaramó encima metiendo sus dedos manchados de su semen en la boca ajena simulando un miembro.
-No hay caso contigo ¿verdad? era una insaciable.- Le sacó la mano de la boca y le sujetó una de las de ella, también empapadas en semen. -Límpialo todo.- La obligaría a lamerse sus propios dedos mirándola fijo, con los ojos rasgados y tajantes. Había conseguido lo que quería, había excitado al chiquillo y conseguido convertirle en ese pervertido dominante que nadie se imaginaba habitaba en las profundidades de ese angelical peliblanco. 
Mientras ella se lamiera los dedos, el se acomodaría imponentemente a su costado derecho hincado para acercarle el miembro a la cara. -Aquí también...- Le sugeriría sujetándoselo el mismo y como si fuera una vara de castigo, darle dos golpecitos en la mejilla muy cerca de la boca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Camile
BLOODY RAGE
avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Vie Ene 01, 2016 9:35 pm

- Nada de pero... por favor... Lo quería en ese instante y estaban a mitad de camino, ¿por qué detenerse ahora? Sería peor, incluso quizás podría dolerle a su amado si lo hacían, y eso era lo que menos le gustaría, si estaba en ese plan es porque quería que ambos disfrutaran, que ambos pudieran sentirse y volver a ser uno. Además sabía que el menor no iba a negarse en serio después de haber llegado a tal punto, y si lo hacía... bueno, tenía medios para convencerle de lo contrario. Sí, la peliverde tenía muchos métodos de convicción, y si quería algo lo conseguiría, eso estaba claro. - Rey... Susurró el nombre de su pareja en el oído del mismo buscando provocarle aún más, usando para eso un tono mucho más travieso, suave y pícaro que podía. Estaba yendo en serio, muy en serio, por si aún no lo había notado el contrario no le iba a dejar irse hasta que no hubieran hecho muchas cosas, incluso si tenían que emplear cualquier juguete o algo para seguir con aquello; aunque ella había empezado atacando la zona primordial, pero bueno... la primera corrida no estaba mal, ¿no?

Le encantó sentir el semen de su pareja salir, y notar como se estremecía debajo de su cuerpo, esa era una de las mayores satisfacciones que podía tener la fémina. Se relamió los dedos cuando siguió moviendo la mano sobre el miembro, no le importaba que se hubiera corrido, seguiría haciendo aquello, no le iba a dejar irse tan de rositas; aunque... despertó a la bestia, por lo que sabía que ahora sería ella la “sumisa”, cosa que no le importaba realmente. Aquel lado que ahora vería era el cual la ponía a temblar de solo imaginarlo. Claramente disfrutó de cada cosa que hizo su compañero, desde lo de los dedos hasta lo de poner el miembro justo al lado de su cara. Si estaban jugando con fuego, se quemarían y ella estaba más que encantada de achicharrarse por el joven.

Hizo lo que le pidió el albino, comenzó a lamer su propia mano, llevándose todo con la lengua, y soltando un suave gemido después de dos lamidas, mirando de reojo a su pareja. Dejó que un leve rubor apareciese en sus mejillas, podía ser una pervertida, pero algo se avergonzaba, sobre todo al ser observada de aquella manera, aunque lo que tenía pensado... eso sí sería para sonrojarse. Al acabar de lamer también el miembro ajeno se movió de la cama para colocar la espalda en la pared y termina de desnudarse, abriendo entonces las piernas y lamiendo un par de sus propios dedos para bajarlos hacia su propia intimidad y comenzar a tocarse ella misma. - Fui mala... Muy mala... ¿no merezco un castigo... mi amo..? ~ Quizás debía volver a comportarse como si fuera la esclava del chico. Siguió tocándose abriendo incluso los labios para que pudiera verle su intimidad. - Necesito su castigo amo. Aquello lo dijo afilando un poco su mirada mientras soltaba suaves jadeos por estar masturbándose ella misma, aquello si le daba mucha más vergüenza, pero era capaz de todo para atraer a su hombre y ponerle duro una vez más.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Reyryu

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 12/07/2015
Localización : On the web
Empleo / Cargo : Técnico / ingeniero / científico / diseñador
Frase : Cami, dije que no... ¬¬

MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   Sáb Ene 02, 2016 4:21 pm

Cuando le lamió el miembro, el albino casi volvió a la sumisión, pues la lengua en su glande era algo que siempre le hacía tiritar. Su miembro además, palpitaba con fuerza cada vez que la lengua le acariciaba y parecía incluso volverse más rígido con cada caricia.
En cuanto le dejó para desnudarse contra la pared, el joven la siguió solo con la mirada y aprovechó para quitarse los manchados boxers y arrojarlos hacia atrás. Tragó saliva cuando la vio empezar a masturbarse y su pecho empezó a mostrarse notoriamente salido al llenar sus pulmones de aire y vaciarlos inmediata y continuamente.
-Ambos sabemos que para ti, nunca es un castigo.- Observó negando con la cabeza y contestó esa afilada mirada ambarina con una sonrisa juguetona y cómplice a la vez. Se encaminó a gatas por la cama hacia ella, bajando en punta y codo hasta llegar a la entrepierna de la chica con su boca y apartarle las manos para dar una ansiosa lamida a toda la carnosa y húmeda zona. Luego de esta, dio otra más acentuada hacia un lado y luego un degenerado beso succionando los labios mayores con fuerza, soltándolos enrojecidos y brillantes, empapados. -Eres deliciosa.- Ascendió en la posición de la cobra en el yoga, usando sus manos como soporte y palanca para que su cuerpo ascendiera curvado sobre la cama, pero su rostro llegara a los aromáticos senos que le apuntaban con esos sensores rosados decorando cada uno, un delicioso melocotón blanco.
Se relamió los labios y atrapó con la boca uno de sus pezones, chupándolo con castigadora fuerza y apretándolo delicadamente con los dientes, estirándolo un poco echando su cabeza hacia atrás, solo para torturarle un poquito. 
Cuando le soltó, se irguió hincándose delante de ella y entre sus piernas. -Lo vamos a hacer. Pero a mi manera.- Entonces, la tomó de la cintura y la levantó, la giró y la acomodó de manera poco violenta y precisa para dejarla igual que él, mirando hacia la pared y haciéndola quedar dándole la espalda con su cadera levantada hacia él. Chupó dos de sus dedos y los posó apenas en los labios mayores de la peliverde. -Este es...- Abrió la boca y dejó caer un hilo de saliva sobre el coxis, este se deslizó suavemente lubricando la línea entre sus nalgas, su ano y posteriormente su vagina y los dedos cerca de esta. -...Tu castigo.- Y dicho esto, subió sus dedos alejándolos de la intimidad para penetrarle desde atrás en una única y precisa estocada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Stop and Stare | Priv. Reyryu |   

Volver arriba Ir abajo
 
Stop and Stare | Priv. Reyryu |
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bloody Rage :: Ciudad Union :: Zonas residenciales-
Cambiar a: